Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Alimentos para subir el estado de ánimo

Contrario a lo que se afirma, el estrés no es algo innato de nuestra época, no es “normal” que lo sufran incluso los niños. Combatirlo es obligatorio y no está exclusivamente en la acción mental; está incluso en lo que comes a diario.

Muchas personas catalizan este fenómeno gracias a su capacidad de autocontrol, paciencia y buen humor. Otra forma de liberarse de esa carga emocional es a través de los alimentos

Es importante es comprender cómo la mente y el cuerpo funcionan a través de pequeñas redes que conectan nuestro organismo con la manera como nos sentimos, incluso, emocionalmente. 

• el estrés libera sustancias tóxicas en la sangre y esto se refleja en una sensación irritable y de desgano.
• el estrés constante disminuye la cantidad de vitaminas, nutrientes y demás minerales que hay en el cuerpo. 
• deteriora la función digestiva. No es raro que un arranque de estrés produzca diarrea o estreñimiento, donde por reacciones inesperadas de este tipo el organismo se desestabiliza. 
• hace lento el proceso metabólico, por lo que es posible engordar con facilidad. 
• produce aumento de la frecuencia cardíaca con el resultado de más glucosa y oxígeno a los músculos. 
• caos hormonal: El estrés no pasa igual de rápido a un estornudo. El momento de frustración o de rabia aunque momentáneo, perdurará por mucho más tiempo gracias a la reacción de tu organismo frente a esas acciones de tu cerebro; el cuerpo continúa en estado de alarma. Hay un riesgo de aumentar las concentraciones sanguíneas del azúcar, fatiga, déficit nutricional, cansancio crónico y ansiedad.

Una alimentación nutritiva ayuda al cuerpo a enfrentar mejor al estrés. 

Alimentos desestresantes

Es importante que sean ricos en nutrientes. Los que favorecen la glándula suprarrenal son los mejores para reducir el estrés. 

Aguacate: sus 14 minerales regulan las funciones corporales y estimulan el crecimiento. El hierro y el cobre que contiene el aguacate, ayuda a regenerar los glóbulos rojos y previene la anemia.

Ajonjolí: aumenta el zinc, crucial para el metabolismo de los ácidos grasos. 

Almendras: su contenido de magnesio favorece la función suprarrenal y el metabolismo de grasas. Las cantidades mínimas de magnesio producen tensión nerviosa e insomnio, entre otras consecuencias. 

Apio: minimiza la presión arterial. Reduce la concentración de las hormonas del estrés, tiene componentes calmantes. Recomendado: Entre 2-3 tallos de apio al día y antes de dormir. 

Arroz integral: contribuye a liberar sustancias químicas benéficas como la serotonina. Aporta más energía para la actividad diaria. Recomendado: 4 veces a la semana en el almuerzo. 

Col: tiene antioxidantes como vitaminas A,C y E. Éstos combaten el efecto perjudicial de los radicales libres y mejoran el estado de ánimo. 

Moras: alto contenido de magnesio y vitamina C. La carencia de esta última hace que te sientas fatigada y estresada. 

Pepino: refrigera la sangre y el hígado, órgano que ayuda a equilibrar las hormonas, darnos vitalidad y mejorar el ánimo.

Alimentos ricos en zinc: germen de trigo, quesos, legumbres, apio, espárragos, berenjenas, patatas, semillas de calabaza.

Alimentos ricos en vitamina B6: nueces, legumbres, aguacate, castañas, puerros, cereales integrales, germen de trigo, levadura de cerveza.

Alimentos ricos en omega-3: nueces, soja, semilla de lino, semillas de calabaza, algas.

Alimentos ricos en triptófano: Huevos ecológicos, soja y derivados, semillas de sésamo y de calabaza, cacahuetes, plátanos, piña, quesos, almendras, cereales integrales.

Alimentos ricos en magnesio: plátanos, nueces, germen de trigo, semillas de girasol, almendras, avellanas, soja y derivados, legumbres, cereales integrales, chocolate, espárragos, pepino, guisantes, rábanos, melón, ciruela, apio, endivias, albaricoques, peras, piña, naranja, dátiles, castañas, papaya.
Alimentos estresantes

Los alimentos potentes para el organismo causan directamente estrés, hacen trabajar en exceso el hígado y altera las cantidades de glucosa en la sangre. 

Alcohol: no te relaja ni te hace sentir más tranquilo. Es una de las fuentes alimenticias que más genera estrés al cuerpo. Aumenta los depósitos grasos en el corazón y afecta el sistema inmunológico. También limita la capacidad del hígado de eliminar toxinas.

Aditivos y conservantes: el organismo se esfuerza más de la cuenta para descomponer este tipo de sustancias. Se gastan de manera innecesaria energías y nutrientes.

Alimentos grasos: las grasas estresan el sistema cardiovascular, sobre todo las grasas saturadas.  

Alimentos picantes: las especias tiene aceites volátiles que irritan las paredes del estómago. Las comidas demasiado condimentadas pondrán tu digestión a mil.

Alimentos salados: la sal aumenta la presión arterial. No le agregues sal pura a tus alimentos: deja que la cocción haga su labor con la sal. Las carnes rojas como la salchicha y el jamón tienen alto contenido. 

Cafeína: produce la liberación de adrenalina, aumentando de forma directa el estrés. Obstaculiza el metabolismo y provoca aumento de peso. La encuentras en el café, el té y las gaseosas, principalmente.

Margarina: los vegetales procesados contienen demasiados ácidos si se consumen en exceso. Esto afecta el colesterol y crece el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.