Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Brócoli, propiedades y contraindicaciones.

De excelentes propiedades para la salud, el brócoli es una crucífera que ha sido reconocida por la comunidad científica por tener acción preventiva sobre el cáncer de Colon. Además de esto, también aporta cantidades significativas de hierro.

Destaca en la prevención de la anemia por su alto contenido de hierro y proporciona fitonutrientes y varias vitaminas y minerales, incluyendo las vitaminas C y E, calcio y hierro.

Propiedades curativas del brócoli

  • la medicina tradicional china lo recomienda para tratar las inflamaciones de los ojos y la miopía. También afirman que su sabor amargo le confiere propiedades diuréticas.
  • tiene efectos antibacterianos. Es beneficioso para la piel; gracias a su contenido en glucorafanina ayuda a reparar la piel dañada por el exceso de sol.
  • se afirma que desempeña un papel muy importante en la protección contra cánceres de pulmón, estómago, boca, ovario, mama, vagina, colón y próstata, al ser muy rico en distintas sustancias potencialmente anticancerígenas como índoles, glucosinolatos, beta caroteno y vitamina C.
  • es beneficioso para la salud de los huesos. Posee una buena cantidad de calcio y vitamina K que son fundamentales para la salud ósea y la prevención de la osteoporosis. 
  • reduce el riesgo de úlceras. Los investigadores han visto que los brotes de brócoli atacan la bacteria cusante de las úlceras la H. pylori. La sustancia llamada sulfarafano es la causante ya que al parecer tiene un efecto bactericida incluso contra bacterias que son resistentes a los antibióticos. Hay líneas de investigación abiertas sobre los efectos antibióticos del sulfarafano.
  • el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos lo ha clasificado en primer lugar en la lista de hortalizas con propiedades generales anticancerígenas, habiendo sido objeto de numerosas investigaciones cuyos resultados así lo certifican.
  • como es una excelente fuente de hierro y beta caroteno, el brócoli previene la anemia, especialmente entre las personas que no consumen carne, como los vegetarianos. Muchas mujeres tienen reservas de hierro inferiores al nivel recomendado de 500 mg. lo que puede ser motivo de una anemia completa y origen de un fuerte cansancio, incapacidad de concentrarse y de trastornos del sistema inmunológico.
  • es beneficioso contra la tensión alta. Es rico en cromo, en potasio, calcio y magnesio. Estos minerales son importantes para ayudar a regular la tensión arterial.
  • investigaciones científicas afirman que el organismo puede absorber un tercio menos de hierro de las hortalizas que de las carnes rojas, a causa de unas sustancias (filatos) que bloquean la absorción de hierro. Se ha descubierto que el beta caroteno de las hortalizas ricas en hierro, como el brócoli, ayudan a superar este bloqueo y volver disponible el hierro.
  • esta verdura ayuda a reducir las infecciones infantiles, y sus fitonutrientes disminuyen los efectos cancerígenos del humo del tabaco. Al contener antioxidantes naturales que ayudan contra el daño potencial que produce el tabaco en las células de todo el organismo que es aparecido al envejecimiento celular que producen los radicales libres cuando es mayor la concentración de estos que la disponibilidad de antioxidantes en la membrana celular.
  •  

    Contraindicaciones.

    - personas que siguen tratamiento con teofilina (usados en afecciones respiratorias crónicas) deben tener cuidado con su consumo ya que existe interacción entre este alimento y el fármaco, que pueden hacer que dicho medicamento pierda su efecto.

    - hay que evitar su consumo si tomamos ciertos medicamentos recetados para regular la coagulación sanguínea (Sintron), dado que el brócoli (y en general las verduras de hoja verde como la lechuga y las espinacas) posee un elevado contenido en filoquinona (fuente principal de vitamina K). Dicha vitamina participa de una manera directa en la coagulación de la sangre.

     - si la función renal está alterada (caso de insuficiencia renal cónica) es necesario tener un control del potasio de la dieta (el brócoli es muy rico en potasio), ya que se puede dar el caso de acumulación de dicho mineral al no ser los riñones capaces de eliminar el exceso de potasio. Esto lleva a entumecimiento de las piernas y brazos, arritmias, dilatación cardiaca, además de poner en peligro nuestro corazón y riñones.

    - es aconsejable evitar su ingesta en crudo si se sufre de problemas de riñón ya que los compuestos azufrados pueden provocar irritaciones en el tejido renal.

     - no es recomendable en personas con dificultades digestivas. La fibra así como los compuestos azufrados que contiene pueden ser la causa de originar flatulencia y dificultades para digerir dicha hortaliza. En estos casos se recomienda tomarla en ensalada o cocerla con comino o hinojo.

    - Las crucíferas en general presentan compuestos bociógenos, que son los responsables tanto de su aroma como de su sabor picante. Dichos compuestos poseen la capacidad de bloquear la utilización y absorción del yodo, con lo que frenan la actividad de la glándula tiroidea. Aunque es poco probable que estas sustancias antitiroideas lleguen a producir bocio, se recomienda como medida de precaución evitar un consumo habitual en crudo de estas hortalizas (col, repollo, brócoli, coliflor, etc.) en personas que padecen hipotiroidismo.

    Si se encuentra en alguno de estos casos y quiere comer brócoli lo mejor es consultar al médico, para que le indique cual es la opción más correcta seguir en cada caso.