Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Charoita


Piedra de transformación. Es la piedra del alma que supera el miedo.

Estimula la visión interna y la intuición espiritual. Ayuda a afrontar grandes cambios espirituales.

Sintetiza con los chacras del corazón y coronario. Limpia el aura. Equilibra el chacra coronario. Estimula el amor incondicional. Fomenta el cambio vibracional.

Vincula al individuo con las realidades superiores.

Promueve una profunda limpieza física y emocional. Ayuda a aceptar el momento presente, considerándolo perfecto. Integra las cualidades negativas. Facilita la aceptación de los demás.

Libera los miedos profundos. Es útil para superar la resistencia y para poner las cosas en perspectiva. Dota de iniciativa, vigor y espontaneidad. 

Reduce la tensión y la preocupación. Puede usarse para superar compulsiones y obsesiones. 
Ayuda a superar la sensación de frustración. Estimula las observaciones perceptivas y el análisis. Permite tomar decisiones rápidas.

Ayuda a cualquiera que se siente impulsado por los pensamientos y programas de otras personas en lugar de los propios. 

Asienta el yo espiritual en la realidad de cada día. Favorece un camino de servicio a la humanidad. Aporta visiones intuitivas de las vidas pasadas. Sugiere modos de reorientar el karma personal y colectivo. Transmuta la energía negativa en curación.
Convierte la enfermedad en salud.
Reenergetiza el cuerpo cuando está exhausto. Sana e integra las dualidades.
Regula la presión sanguínea. Trata los ojos, el corazón, el hígado y el páncreas. Cura las lesiones hepáticas causadas por el alcohol. Alivia los calambres, dolores y molestias.
Sana el autismo y los desórdenes bipolares.
Otorga un descanso reparador con sueños poderosos, permite superar el insomnio.