Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Orgonita

Es un elemento esencial para las buenas energías y la protección energética.

Básicamente son unos filtros de energía electromagnética descubiertos por el Dr. Wilhelm Reich; quien estudió la energía presente en la naturaleza, conocida en culturas orientales como “chi”, “prana”, energía etérica, energía astral, etc. y que el bautizó como “Orgon”. Estos dispositivos limpian estas energías de un estado poco saludable a una estado sano y equilibrado. Esto lo hace útil para un amplio rango en la Salud Alternativa.

El dispositivo tiene la propiedad “generar” orgón cuando se estimula con otra clase de energía: la luz, el sonido del movimiento físico, o la electricidad. Cuando se trabajan con energías se experimenta cambios simultáneos en ambos “lados” del ser el físico-emocional y el psico-emocional, ya que la energía es la fuente nutritiva de ambos. La orgonita es un potente trasformador de energía etérica para tu casa, tu oficina, tu negocio, tu lugar de trabajo, etc.

Su funcionamiento se basa en la capacidad piezoeléctrica del cuarzo; es decir su capacidad de producir electricidad cuando es sometido a una presión (vibración). Que cuando se incluye en una matriz orgánica (desde azúcar a polímeros) y en presencia de virutas de metal, es capaz de actuar como un elemento electromodulador. 

Algo así como un filtro para todo tipo de radiaciones. Aunque no es exactamente un filtro, sino más bien un estabilizador. 

Su efecto es el de modular los campos electromagnéticos que nos rodean. Y puesto que el ser humano tiene su propio campo electromagnético (no olvidemos que nosotros generamos energía en nuestros procesos vitales y estamos compuestos de minerales también). Las orgonitas también pueden presentar efectos benéficos sobre nuestro cuerpo y no sólo sobre nuestro entorno. 

Son elementos pasivos, no dependen de otra fuente de energía y su duración es ilimitada. Sin necesidad de ser recargadas.

Además que al ser de amplio espectro, permiten actuar sobre una gran cantidad de radiaciones electromagnéticas de distinta longitud de onda (al contrario que costosos aparatos que sólo limitan su eficacia a un limitado espectro de radiación).

Sus efectos y usos los podemos diferenciar en objetivos y subjetivos.

Efectos objetivos:

- Disminuir las radiaciones perjudiciales que nos rodean (campos electromagnéticos del cableado eléctrico, ordenadores, teléfonos, wi-fi, microondas, antenas de telefonía móvil, equipos electrónicos en general, etc.)
- Mejoran los procesos orgánicos afectados por un exceso de radiación electromagnética: p.ej. favorecen el crecimiento de las plantas, limita los problemas fisiológicos relacionados con estas radiaciones, ayuda a eliminar insectos atraídos por campos magnéticos (hormigas principalmente)
- Son elementos complementarios a las técnicas de Feng-shui y piramidología
- Se pueden utilizar como elementos complementarios en terapias bioenergéticas: Reiki, dinamización/energización de sustancias, apertura de chacras, etc.
- También contrarrestan los efectos perjudiciales de sitios afectados por geopatías.

Efectos subjetivos:
- Mejora de la sensación de bienestar (por desaparecer la sobrecarga orgánica)
- Mejora del entorno (en casa, en el trabajo, en un negocio)
- Sentir un alivio en ciertas dolencias (las orgonitas no curan, ni sustituyen ninguna terapia, en todo caso las complementan)
- Se puede tratar agua con la orgonita para mejorar sus propiedades bionergéticas (demostrado con la técnica del Dr. Emoto)
- Efecto vago tónico general: el vago o parásimpático produce efectos de expansión sobre el organismo compatibles con las emociones placenteras.
- Aumento de la temperatura interna y externa, rubefacción (pérdida de la palidez cutánea).
- Regulación de la presión arterial y de la frecuencia cardiaca.
- Aumento de la perístalsis instestinal y respiración más profunda.
- Aumento en la fuerza del campo, carga, e integridad de los tejidos, así como de su capacidad inmunológica.
- Mayor nivel energético, incremento de la actividad y la vitalidad general.

Modos de Uso:
Solo ponga el dispositivo dentro de un área y déjelo a solas. Se observan cambios beneficiosos en el comportamiento de las personas dentro del alcance eficaz de tales dispositivos, tanto si son conscientes de su presencia o no. Se consigue el mismo tipo de curación emocional y ayuda a mantener el equilibrio energético.