Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

 

Acupuntura

Durante milenios los chinos han curado sus dolencias clavándose agujas. Según ellos el cuerpo se refleja en sus partes.

Los nervios de unión, aunque se concentran en le misma región de la médula espinal, pueden conectar órganos y zonas de la piel muy distantes entre sí.

Los impulsos emitidos por el órgano confluyen en la médula con los de la zona de la piel que le corresponde, de tal manera que el cerebro no distingue bien qué es en realidad lo que le duele.

A menudo localiza el origen del dolor en la piel, aunque el verdadero afectado sea el órgano.

Existen escritos de origen chino de más de 2000 años de antiguedad que atestiguan las propiedades curativas de la acupuntura. Su fundamento tiene mucho que ver con la filosofía taoísta del ying y el yang, los dos aspectos opuestos y complementarios, con que se puede manifestar la energía universal.

En el cuerpo humano, esta energía fluye a lo largo de 14 canales invisibles, llamados meridianos. Cada uno de ellos está relaionado con los principales elementos y funciones del organismo conectan entre sí la piel con los órganos.

En las personas sanas, los dos principios básicos, el ying y el yang, coexisten en equilibrio armónico, con cierto predominio de uno sobre otro dependiendo de la hora del día.

Cuando el equilibrio se rompe aparece la enfermedad.

Las agujas son generalmente de acero pero pueden ser de oro o plata y se insertan en la piel en puntos a lo largo de los meridianos.

Dependiendo de la dolencia las agujas se insertarán en unos punto u otros.

El bueno uso de los puntos en el cuerpo y el correcto diagnostico de lo que acontece produce resultados casi mágicos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aceptó la acupuntura como un sistema médico enfocado principalmente en la clínica del dolor. 

La acupuntura es mucho más que eso. También es medicina para el espíritu ya que al alinear todo el sistema energético del cuerpo, la claridad mental, el balance emocional, la producción hormonal y todos nuestros órganos se balancean y conviven en armonía entre si, lo que origina salud integral.