Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

ARCILLOTERAPIA


La roca de arcillosa proviene de la descomposición del granito, se cristaliza, limpia, refina y tritura para obtener la arcilla en polvo empleada en terapias corporales.

Diferentes tipos de arcillas:

*Verde, pardo o gris, con múltiples propiedades (aluminio, magnesio, titanio, sosa, cal, fosfatos, silicio y potasio).

*Blanca o caolín, es antibacteriana, antiinflamatoria y cicatrizante, sus propiedades son tan iguales como la anterior. Esta arcilla se puede ingerir.

*Roja debido  su color al mayor contenido de óxidos e hidróxidos de hierro. Actúa más como antiácido, astringente y purgante.

Funciones: 

Es una terapia que da mucho margen de aplicación. La arcilla tiene un gran poder de absorción  con las impurezas de los tejidos, que son neutralizadas y drenadas. Permite recoger bastante cantidad de calor, atrae las toxinas acumuladas bajo la piel y de esta forma son expulsadas.

También se utiliza como refrescante si  es aplicada en frío, proporcionando descongestión y agradable sensación de ligereza y relajación.
Uno de sus efectos es antiinflamatorio aplicado en caliente en zonas contracturadas y recargadas. A su vez es calmante. Se puede decir que las principales propiedades que ejerce en nuestro cuerpo son:

Antiinflamatorio, refrescante, calmante, absorbente, antibacteriológico y descongestionante.

Indicaciones:

Principalmente indicado para tratamientos del acné, contra la celulitis, gastritis,  hemorroides, obesidad, psoriasis, úlceras varicosas, varices,  alergias respiratorias diversas, dermatosis, amenorreas, descalcificaciones, contracturas, problemas óseos y de articulaciones.  Si no se tiene ninguna afección de las nombradas, también se puede realizar para relajar y depurarnos.

Aplicaciones:

Su uso más corriente es el externo, se cubre el cuerpo o la zona afectada, si es en frío se aplica con una espátula y si la aplicación es caliente, también existe la variedad con cañas de bambú "rebozadas" de arcilla o con gasas finas, cataplasmas, envolturas o vendajes que siempre dependerá del tratamiento.

Se realiza por un terapeuta profesional y la duración oscila entre 1 y 3 horas, dependiendo siempre del tratamiento aplicado, de igual manera que puede ser suficiente con una sola sesión, como es posible que se tengan que repetir. Esto lo valorará el terapeuta o el profesional cualificado.

De uso interno:  Se disuelve y se mezcla con  zumo de frutas, vegetales, etc. También se usa en lavativas o gárgaras. Se ha de tener un diagnostico  previo a ser  posible por un médico o un profesional cualificado (naturópata) para su  consumo, de lo contrario no sabremos con certeza si estamos tomando la dosis adecuada o tratándonos correctamente.

Contraindicaciones:

Alergia a la arcilla y por vía interna puede producir estreñimiento. Ante cualquier duda consulta con tu médico o profesional cualificado.

Atención: 
Como todas las terapias alternativas o naturales, en ningún caso sustituyen a la medicina. convencional, por lo que si estás en tratamiento médico no lo interrumpas. Todo es compatible si se realiza adecuadamente.