Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Feng Shui en casa

Si una casa es demasiado Yang o demasiado Yin es fácil caer enfermos, tener accidentes, que nos roben, andar muy alterados o deprimidos, que no llegue la prosperidad a la familia, etc...

¿Cómo es una casa o habitación demasiado Yang?

• Que esté recibiendo luz o calor durante todo el día. Vivir cerca de fábricas o tendidos eléctricos convierten a tu casa en Yang automáticamente

• Estar escuchando música ruidosa continuamente.

• Al pasar prácticamente todo el día en una habitación determinada sin dejarla descansar se le da exceso de Yang.

• Presencia sólo de colores cálidos como amarillos, cremas, rojos, anaranjados. Y también el blanco se consideran yang, así que no conviene abusar.

• Que tenga muchas lámparas, velas o elementos que den mucha luz.

• Que esté sobre aireada con las ventanas todo el día abiertas.

• Que tenga muchas plantas.

Remedios

• Introducir colores fríos como las tonalidades azules, negros, plateados o grises. Pintando las paredes de esos colores o introduciendo elementos decorativos que los tengan.

• Evitar demasiado ruido o crear música relajante.

• Introducir agua en la decoración en copas, boles, peceras o lo que se te ocurra. Procura que sea siempre un agua limpia, que si quieres puedes colorear de azul. Mejor todavía si no es del grifo sino de manantial.

• Puedes poner cuadros que tengan pintados ríos, lagos o representen atardeceres.

• No pasarse con las plantas.

• Rellenar aquellos lugares que estén demasiado vacíos o que tengan mucho espacio.

 ¿Cómo es una casa o habitación demasiado Yin?

• Lugares que no reciban demasiada luz, especialmente los interiores.

• Una casa excesivamente silenciosa o pocas veces habitada.

• Vivir cerca de lugares asociados a la muerte.

• Presencia absoluta de colores fríos u oscuros como las tonalidades del azul, grises y negros.

• Poco aireada.

• Lugares muy estrechos y llenos de cosas.

Remedios

• Introducir colores cálidos como las tonalidades rojo, naranja, cremas, amarillos, dorados... Pintando las paredes de esos colores o introduciendo elementos decorativos que los tengan.

• Poner música alegre como los ritmos latinos.

• Introducir el elemento fuego en forma de velas encendidas durante buena parte del tiempo.

• Situar lámparas encendidas en lugares que estén muy sombríos.

• Colocar cuadros que sean de los colores indicados, o que representen amaneceres.

• Situar móviles o campanillas en el techo.

• Airea con frecuencia la casa o la habitación.

• Introduce elementos que representen a la tierra como cuarzos o cualquier otro mineral.

• Procurar hacer espacio y deshacernos de cosas viejas que estén estorbando.

• Introducir plantas.