Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

 

Quiromasaje 

es un conjunto de técnicas de masaje aplicadas con las manos para mitigar los dolores musculares. Es un método muy eficaz aunque también se utiliza como complemento a otras terapias.

Consiste en fricciones, presiones, percusiones o estiramientos acompañados por cremas, aceites o esencias, para facilitar la movilidad de las manos sobre la piel. 

Como se trabaja sobre tensiones musculares, se ayuda al mismo tiempo a desbloquear los meridianos energéticos, además de las articulaciones y se mejora el drenaje de los fluidos corporales mejorando al mismo tiempo el funcionamiento de los órganos.

Posee un efecto relajante y tonificante. Es tan antiguo como la Humanidad.

Al realizar leves presiones y algunos desplazamientos en el área afectada y en direcciones estrictamente determinadas por el sentido y anatomía del sistema de retorno sanguíneo y linfático:

Alivia dolores postquirúrgicos y postraumáticos.

Facilita y agiliza el retorno sanguíneo y linfático, así como el proceso resolutivo de la inflamación.

Ayuda en la recuperación de los tejidos de la parte comprometida.

El quiromasaje ajusta las articulaciones y permite reubicar los tendones correctamente. Cuando se manipulan en profundidad vísceras huecas se regula su funcionalidad. 

Si se aumenta la presión se provoca un reflejo de vasodilatación que mejoraría la irrigación del tejido y, como consecuencia su oxigenación y nutrición, mitigando dolor, dando mayor elasticidad y lozanía, lo que contribuirá a recuperar la salud del tejido y prevenir su envejecimiento y desgaste. 

Asimismo, de acuerdo con el patrón de movimiento que demos a nuestras manos, tonificaremos o relajaremos la musculatura eliminando retracciones y aumentando la amplitud de movimientos para distensionar los músculos y los tejidos comprometidos.

Patologías para las que puede estar indicada:
• Artritis
• Artrosis
• Bursitis
• Celulitis
• Cervicalgia
• Ciática
• Contractura
• Dolores de espalda
• Dorsalgia
• Escoliosis
• Esguince
• Estreñimiento
• Estrías
• Fibromialgia
• Hernia discal
• Lumbalgia
• Patologías articulares
• Rehabilitación
• Tendinitis
• Tortícolis
• Tratamiento post-traumático

Contraindicaciones: 
Está contraindicado en afecciones de la piel, alteraciones hemorrágicas, diarrea, embarazo durante su primera fase, estados febriles, hernia discal, inflamaciones y roturas musculares agudos, problema vasculares, procesos infecciosos, reuma en fase aguda y tumores.