Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Punto Huí Yin y la Órbita Microcósmica

En todas las iniciaciones de los sistemas Usui Tibetano-Tántrico y Karuna-Prakriti, es necesario realizar una cierta contracción muscular en el punto que Mantak-Chia da a conocer como "el punto Hui Yin". Dicha contracción debe mantenerse desde el comienzo hasta el cuarto paso de todas las iniciaciones, donde dicho punto se suelta. Esto es de vital importancia para no tener pérdidas de energía a través del chakra raíz, y concretamente a través de este punto.

El punto Hui Yin está situado, tanto en el hombre como en la mujer, en la zona del periné, entre el ano y los órganos sexuales. La contracción del Hui Yin permite que la energía realice un circuito completo a través del cuerpo, y es la fuerza propulsora que permite recorrer la Órbita Microcósmica sin la cual, no podría completarse dicha órbita ni activarse el Ki en el organismo del Maestro de Reiki, permitiéndole realizar las iniciaciones. Esto también activa el chakra del hara y hace que las iniciaciones sean más poderosas.

Sabemos que la postura Hui Yin convierte la energía sexual en energía espiritual, activando y reponiendo el Ki, y afectando la Kundalini con el cierre temporal del chakra raíz. De esta forma, el Ki, en lugar de abandonar el cuerpo a través de los pies, se dirige por la espalda hacia el chakra corona.

La contracción del punto Hui Yin en yoga se consigue a través de la postura Siddhasana, muy interesante para la meditación, y se realiza presionando el chakra raíz con el talón del pie en la zona del periné. En Ch'i Kung también utilizan esta técnica y llaman a este punto, la puerta de la vida y de la muerte. 

Para las iniciaciones de los sistemas Tibetano-Tántrico y Karuna-Prakriti se contraen los músculos que hay entre los genitales y el ano, tanto en el hombre como en la mujer, manteniendo toda la zona del periné en tensión. Así que hay que practicar para aumentar la fuerza mus-cular en esta zona. Este ejercicio lo practican las mujeres antes del parto y se le denomina Kegel.

Debes practicarlo contrayendo los músculos de esa zona entre 20 y 30 veces seguidas al día, y después, sostenerlo todo el tiempo que pue-das. Puedes asimismo, practicarlo durante tu quehacer cotidiano, a lo largo del día. A medida que lo practiques, será más sencillo retenerlo durante un mayor espacio de tiempo. Podrás diferenciar los tres grupos de músculos: los posteriores, los centrales y los frontales. Son los centrales los que nos interesa contraer durante las iniciaciones.

Como segunda fase de esta postura, y para hacer circular la Órbita Microcósmica, se debe mantener la postura del viento, haciendo una ligera presión de la lengua sobre el paladar y manteniendo la postura del punto Hui Yin al mismo tiempo.

Se recomienda hacer este ejercicio por la mañana al levantarse y antes de acostarse. El solo ejercicio produce una sensación de bienestar, y resuelve dificultades físicas y emocionales despejando bloqueos energéticos y aumentando la lucidez.

Con la práctica, debes poder contraer el punto Hui Yin y retenerlo, apoyar la lengua en el paladar y respirar al mismo tiempo durante las iniciaciones, después de recibir la Maestría. También es muy útil su contracción en terapia.