Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Serpientes como amuleto de prosperidad

Los Celtas fueron los primeros en atribuir a las serpientes poderes asociados a la tierra. Pensaban que su permanente contacto con ella les permite absorber su fuerza, convirtiéndolas en enormes fuente de energía sobre todo para lo que la tierra representa, los bienes materiales.

Descubrieron que, de manera instintiva, las serpientes elegían algunos lugares estratégicos para entrecruzarse y concentrarse y esos sitios se convirtieron en lugares de culto, en espacios sagrados donde celebrar los ritos- Sobre todo aquellos ritos que necesitaban la fuerza que las serpientes podían aportar

Así nace el amuleto Celta Wuivre.

Dos serpientes enlazadas del que se dice que quien lo posee atrae hacia si toda la fuerza de la Tierra y los favores de los Dioses que la gobiernan y que el éxito, en todas las parcelas de su vida estará asegurado, sobre todo en trabajo y dinero.

Esto dice la leyenda y en la actualidad este símbolo, recuperado como amuleto de suerte y protección parece, por su resultado, darle la razón a la leyenda.

Para que su eficacia y poder sea mayor ha de ser consagrado y debe reposar en la tierra durante unas horas y si es posible en uno de esos puntos de encuentro de las serpientes donde los celtas levantaran sus altares.

Es un amuleto al que recurrir cuando necesites potenciar tu sector laboral y económico.

Como es habitual en todas las culturas religiosas los símbolos se trasladan a lo cotidiano para poder utilizarlos de manera más directa.