Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Triqueta ó triquetra celta

La cultura celta esta colmada de símbolos de profunda construcción representativa, entre ellos y siendo uno de los más importantes, está la triqueta.

Está formada por tres óvalos con los extremos en punta unidos por uno de sus extremos y rodeada por un círculo cerrado, aunque existen variantes, pues esta era utilizada por el pueblo, mientras que la triqueta usada por los druidas es representada por un nudo sin fin en una forma similar con una diferencia en la parte inferior del círculo.

Es un símbolo anterior a la cristiandad, con una antigüedad de más de 5.500 años. Representa la parte femenina del universo y de las tres fuerzas de la naturaleza tierra, agua y aire. Además representa a la divinidad mujer en sus tres facetas unísonas de doncella, madre y anciana.

Así mismo la triqueta representa la vida, la muerte y el renacimiento; ya que el druidismo cree en la reencarnación de la esencia de todos los seres, esta idea está estrechamente relacionada con la feminidad pues la mujer adquiere el papel de dadora de vida y portadora de la muerte; por lo que se entiende que las dríades se encargaban de los ritos de fertilidad y funerales, ya que representan el puerto con el tercer plano cielo, en la creencia druídica de supramundo.

También representa la eternidad, igualdad e indivisibilidad de todo lo que afecta en el universo, una concepción primitiva de la teoría del caos y la causalidad ya en tiempos de los druidas aun antes de Cristo.

Además de representar los tres planos de conciencia: cielo, tierra y mar (representaciones de supramundo, mundo e inframundo o los tres planos de conciencia de la hermética) la triqueta simboliza la filosofía celta de que todo tiene tres niveles: mental, espiritual y físico.

Su magia

Según la tradición celta y el druidismo la triqueta tiene poderes curativos y de bendición, así como de fertilidad y vida; capaz de curar cualquier dolencia si se la sostiene sobre el enfermo o la parte afectada, ayudada de agua de cascada y un ritual de sanación o de articulación enfocada de energía.

Al igual que su significado, la triqueta también puede traer muerte si el usuario druida la convoca.

Los rituales lunares están muy relacionados con la triqueta, la fertilidad y la feminidad del universo, las fases lunares son muy importantes para el druidismo, de hecho el calendario celta es lunar.

Historia

Al representar la parte femenina del universo era utilizado principalmente por los druidas varones, ya que la ideología celta estaba basada en un sentido muy avanzado de equilibrio en todo sentido; aunque no era un símbolo específico de los varones pues muchas dríades lo utilizaban para muchos rituales.

En la conquista que sufrieron por parte del imperio romano, ya católico, el triquel fue usurpado y dado otro significado por la iglesia para dominar ideológicamente al pueblo celta y se le dio la simbología de la trinidad, padre, hijo y espíritu. Perdiendo así toda su estructura femenina y de profundo significado.

A pesar de todo hubo muchos que guardaron sus creencias y simbologías, comúnmente liderados por druidas, cabe anotar que los sacerdotes celtas no se dejaron manipular y transformarse al catolicismo, a pesar de los informes del imperio de haber logrado transformar a los druidas a su religión.

Posteriormente fue considerado un símbolo pagano y “satánico” por la inquisición y las cruzadas, que también afectaron a este pueblo, quemando a todo aquel que lo porte o se haga llamar druida.

Hoy en día este símbolo sagrado ha sufrido una comercialización casi prostituida por parte del mercado, colocándola en programas de televisión o como símbolos para la suerte meramente comerciales. Además se la usa comúnmente como un adorno en joyería.

A pesar de toda la manipulación de este símbolo celta, el neodruidismo, desde hace mucho tiempo intenta rdevolverle su valor y significado primigenio, a la representación del lado femenino del universo, de la vida y la muerte y el infinito.