Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Cebolla y sus aplicaciones.

Posee propiedades diuréticas, expectorantes, antibiótica, antitusiva, antiartrítica y antireumáticas. Actúa como un suave laxante.

Abscesos

1 Aplicación externa de un cataplasma caliente de cebollas hervidas sobre la zona afectada. 

2 Cortar una cebolla por la mitad y asarla parcialmente, aplicar sobre la zona afectada.

3 Usar cebolla, papas e higos de manera conjunta sobre la zona afectada. Hacer la curación hasta sentir mejoría.

Acido úrico: tomar en ayunas una cuchara de zumo de cebolla cruda, hacer el tratamiento hasta sentir mejoría.

Anemia: 

1 Tomar jugo de cebolla cruda, una cucharada en ayunas.

2 Hervir 4 litros de agua con 1 kilo de cebolla picada hasta que la cebolla se deshaga, luego añadir 3 cucharas de miel, y tomar 3-4  tazas al día  de esta solución acompañado del zumo de un limón.

Arteroesclerosis: La cebolla tiene propiedades antitrombóticas.Resulta muy adecuada para fluidificar la circulación sanguínea, dar elasticidad a la arteria, limpiar las grasas y aumenta la intensidad y la frecuencia de los latidos cardíacos.

1 Preparar una tintura de cebolla;  macerar 300 gr. de cebolla en un litro de agua durante 12 horas; tomar tres vasos al día.  

3 Tomar una cucharada de zumo de cebolla cruda en ayunas.

Dolor de muelas: poner sobre la muela afectada un pedazo pequeño de cebolla.

Dolor de oído: aplicar un algodón embebido con jugo de cebolla sobre el oído adolorido o con zumbidos.

Estreñimiento: 

1 Comer cebollas crudas o cocidas o en jugo. 

2 Cortar un bulbo en  rodajas, cocerlo en medio litro de agua, endulzada con miel, luego filtrar el líquido obtenido y beber una taza en la mañana y otra en la noche.  

3 Comer medio bulbo de cebolla asada, 2 veces al día. Hacer la curación  hasta sentir mejoría

Flatulencia: tomar sopa de cebollas.

Forúnculos:

1 Aplicación externa de un cataplasma caliente de cebollas hervidas sobre la zona afectada.

2 Cortar una cebolla por la mitad y asarla parcialmente, aplicar sobre la zona afectada. 

3 Usar cebolla, papas e higos de manera conjunta sobre la zona afectada

Gripe:

1 Comer una cebolla cruda antes de acostarse, puede ser  consumido hervida o frita.

2 Tomar 200 cm3 de zumo de cebolla mezclada con un te caliente, en 3 partes, durante el día.

3 Echar sobre una taza de agua hirviendo el jugo de 1 limón, 1 cucharadita de miel y 1 cuchara de zumo de cebolla; mezclar y tomar  durante el día en 4–6 tomas. Se recomienda guardar cama.

Hemorragias nasales: aspirar por las fosas nasales la mitad de una cebolla recién cortada.

Heridas: coloca la telita de cebolla sobre la herida; cicatriza más rápido y reduce el riesgo de infección.  La telita de cebolla se le encuentra entre capa y capa de la cebolla.

Heridas en los pies: usa la cebolla blanca, hervida y partida en dos. Aplicar contra  las heridas de los pies y contra las inflamaciones flemosas de los dedos (panadizo).

Llagas pútridas y purulentas:usar el cocimiento de cebollas sobre la zona afectada.

Lombrices:

1 Hervir cebolla con leche y se les dará 3 cucharadas por la mañana y tres por la noche.

2 Remojar la cebolla cortada  durante la noche, en agua, y darles a beber en la mañana.

Nerviosismo: 

1 Tomar caldo de cebolla.

2 Inhalar unos momentos la sustancia olorosa de la cebolla.

Obesidad: comer en abundancia cebolla cruda.

Osteoporosis: estudios realizados sobre ratones, parecen demostrar, según investigaciones realizadas en Suiza, que la ingesta diaria favorece el desarrollo del tejido óseo, disminuyendo en un 20 % la osteoporosis.

Orzuelo:

1 Si se aplica cruda contra el ojo afectado, generalmente desaparece al principio.

2 Aplicar una compresa de cebolla ligeramente tibia

Otitis: echar una gota del zumo de cebolla vertido sobre algodón en cada oído es bueno para los dolores y zumbidos de los oídos (remedio ruso).

Reuma: la aplicación de fricciones y masajes con jugo de cebolla resulta ser muy útil para aliviar los dolores reumáticos y artríticos.

Rinitisaplicar una gota de jugo de cebolla sobre cada fosa nasal.

Ronquera: hacer gárgaras con agua de cebollas cocidas.

Contraindicaciones de la cebolla

Los pacientes con hemorragias activas o que estén con tratamientos con anticoagulantes deberán consultar al médico la  conveniencia de tomar extractos de cebolla (por su acción fibrinolítica), ya que puede causar dermatitis por su uso externo. 

Niños menores de 2 años no pueden tomar tinturas de cebolla por su  contenido alcohólico, ni pacientes en proceso de deshabituación etílica.

El uso de diuréticos en presencia de hipertensión o cardiopatías, sólo debe hacerse por prescripción y bajo control médico, dada la posibilidad de aparición de una descompensación tensional o, si la eliminación de potasio es considerable, una potenciación del efecto de los cardiotónicos.

Para los diabéticos, debe controlarse la glucemia para ajustar, si es necesario, la dosis de insulina o de antidiabéticos oral; se debe tener en cuenta el contenido alcohólico del extracto fluido y de la tintura