Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Cubito de hielo y sus milagros

Descubre los increíbles beneficios de poner un cubito de hielo en este punto. Un solo cubito de hielo puede hacerte parecer más joven y aumentar tu energía. También pueden utilizarse para equilibrar ciertos trastornos.

Hay que tener en cuenta que no tienen la misma potencia en todas las partes del cuerpo. Para unos resultados óptimos hay que localizar el punto de presión ideal. Busca el punto que se encuentra justo en la confluencia de la cabeza y el cuello; este punto se conoce como Feng Fu en la acupuntura china.

Método

Acuéstate sobre tu vientre y coloca el cubito de hielo directamente sobre la zona Feng Fu, o en la cavidad de la parte posterior de su cabeza. También se puede hacer sentado. Sostén el cubito de hielo en dicho lugar durante 20 minutos. Puedes utilizar un vendaje, o cualquier otra cosa que encuentre para asegurar el cubito de hielo.

Repetir el tratamiento por la mañana antes de comer o beber cualquier cosa y por la noche antes de irse a la cama, con un descanso de 2 días entre los tratamientos.

Al principio puedes sentir frío, pero al cabo de 30 o 40 segundos debes sentir cómo el calor va directo al punto Feng Fu. Ten cuidado con la euforia que experimentarás  los primeros días gracias a la liberación de endorfinas en el torrente sanguíneo.

Beneficios:

- Dormirás mejor.

- Tendrás buen humor y vitalidad.

- La digestión será la apropiada.

- Te despedirás de los resfriados (para disminuir la alta temperatura del cuerpo utiliza el mismo tratamiento).

- Alivio en casos de dolor de cabeza, dolor de muelas o dolor en las articulaciones

Útil contra estas enfermedades:

- Enfermedades respiratorias.

- Enfermedades cardiovasculares.

- Enfermedades neurológicas y cambios degenerativos en la columna vertebral.

- Enfermedades gastrointestinales, e infecciones de transmisión sexual.

- Mal funcionamiento de la glándula tiroides.

- Artritis, hipertensión e hipotensión.

- Asma bronquial.

- Problemas con el tracto gastrointestinal, obesidad y desnutrición.

- Celulitis (especialmente en una etapa temprana)

- Ciclo menstrual irregular e infertilidad.

- Trastornos psico-emocionales, estrés, fatiga crónica, depresión, insomnio.

Hay que tener en cuenta que este tratamiento no cura ninguna enfermedad. Al tratar el punto Feng Fu  mantendrás el equilibrio fisiológico, rejuvenecerás el cuerpo y fortalecerás tu organismo.

No usar este tratamiento en caso de embarazo, si se tiene un marcapasos, epilepsia o esquizofrenia.

En la medicina china, el cuerpo es considerado como un sistema de energía, y la acupuntura y los masajes afectan en el flujo de energía y la función de sus órganos.