Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Para el dolor de muelas, remedios populares:

1: Colocar una pequeña cantidad de esencia de clavo directamente sobre la muela afectada.

2: Preparar un enjuague bucal con 5 clavos, unas hebras de azabrán, una taza de agua y una pizca de sal. Luego en un cazo se coloca todos los elementos, se mezcla y se lleva a ebullición durante 10 minutos.  Se retira del fuego y se deja refrescar. Se filtra y se utiliza como enjuague 4 ó 5 veces al día.

3: Realizar un enjuague bucal con infusión de saúco, una pizca de pimienta y sal y 1/3 taza de vino.

4: El té negro es un analgésico y desinflamatorio que te ayudará a reducir las molestias en la muela. Aplica directamente una bolsita de té negro que haya sido colocada previamente en agua caliente para que suelte la teína. Espera a que adquiera la temperatura ambiente y luego aplícala. Puedes hacerlo varias veces al día.

5: Masticar unas hojas de perejil fresco en el área adolorida para aliviará el dolor.

6: Mantener, por unos segundos, un buche de licor. El alcohol será absorbido por la encía y adormecerá el área.

7: Llevar en el bolsillo una castaña verde, pero ésta debe ser ubicada en el bolsillo que quede a la parte contraria al dolor de muela  (según creencias populares en ciertas regiones).  

8: Aplicar un emplasto por fuera de la mandíbula de una yema de huevo mezclada con una cucharadita de miel o una pasta de migajas de pan y alcohol espolvoreada con pimienta de cayena sujeta con una gasa.

9: Colocar sobre la muela afectada, un trozo de cebolla cruda y apretarlo para que vaya soltando el jugo.

10: Aplicar una compresa helada de forma externa, en el lado de la mandíbula  del dolor de muela, puede ayudar a reducir la inflamación y las molestias. Envolver la compresa en un paño para disminuir las molestias del contacto con el frío.

11:  Aplicar, sobre la mejilla donde se encuentra el diente adolorido, una tela empapada en infusión de manzanilla tibia.

12: Aplicar cataplasmas calientes de arroz, harina de linaza o puré de patata.

13: Llevar en un bolsillo la piedra jaspe  (según creencias populares en ciertas zonas).

14: Realizar buches con una cucharada de sal en ¼ de litro de agua después de cada comida.

15: Friccionar un cubo de hielo en la zona que une el pulgar y el índice según la tradición oriental.

16: El agua oxigenada directamente en la zona es un buen remedio casero para aliviar el dolor de muelas.

17:  Macerar varias raíces de amapola con 1 cucharadita de sal  y aplicar esta pasta sobre la muela afectada.  Nota: no usar este remedio si se sufre de hipertensión o de retención de líquidos.

18: Machacar unas ramas de perejil con 1 cucharadita de sal. Formar una pasta y colocar sobre la mejilla donde se siente el dolor.

19:  Colocar en una bolita de algodón, humedecida en agua, unas gotas de leche de higuera.  Luego, aplicar sobre la muela adolorida. Este remedio disminuye significativamente el dolor.

20: Poner un trozo de aspirina en la parte de la muela donde se sienta dolor.

21: Poner sobre la muela adolorida una bolsa húmeda de té verde.

22: Verter 2 cucharadas de ajenjo en 1 taza de agua hirviente. Dejar refrescar un poco y, aùn tibia, hacer buches con esta preparaciòn durante unos minutos.  Para que este remedio tenga efectivida,d es necesario que la infusiòn se mantenga tibia sobre la zona afectada, y en pocos minutos el dolor desaparecerá.

23: Hervir 2 cucharadas de semillas de sésamo en una taza de agua hasta que sólo quede la mitad del líquido. Empapar una bolita de algodón y aplicar sobre la muela (también puede hacer buches de esta preparación).  Esta semilla contiene compuestos que alivia el dolor.

24: Aplicar presión en uno de los dedos índice (en la parte cerca de la uña). Este es un remedio de acupresión.

25: Hacer buches de jugo de aloe vera o sábila

26: Desmenuzar 3 dientes de ajo en 3 onzas de aceite de oliva y dejar macerar durante 4 días. Luego, con un gotero, aplicar de 5 a 7 gotas de aceite tibio sobre el diente con dolor.

27: Verter 2 cucharadas de hojas de menta o caléndula en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Hacer buches con esta infusión.

28: Realizar enjuagues con infusiones a base de 5 g de salvia varias veces al día..

Recomendaciones:

Tener cuidado con el consumo de alimentos o bebidas calientes, frías o dulces. Si el área está muy sensible, se debe evitar comer alimentos con estas características.

Es importante recordar que aunque estas alternativas naturales pueden aliviar temporalmente las molestias, debes acudir a un especialista para descubrir las causas del dolor de muela y recibir un tratamiento profesional en el caso de que sea necesario.