Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

 

Lavarse las axilas antes de dormir

Debemos lavar con agua y jabón para pasar la noche con la axila limpia y sin desodorante, para que sea un momento de respiración libre de la axila. 

En un seminario sobre Cáncer de Seno, conducido por Terry Birk, con el apoyo de Dan Sullivan, durante los debates, se preguntó por qué razón la zona más común para desarrollar tumores cancerígenos en el pecho es cerca de la axila.

¡La principal causa del Cáncer de Seno es el uso de anti-transpirantes! 

La mayoría de los productos en el mercado son una combinación de antitranspirantes/desodorantes. ¡Mire bien las etiquetas!

El DESODORANTE está bien. pero el ANTI-TRANSPIRANTE, NO.

La concentración de toxinas provoca la mutación de las células.

El cuerpo humano tiene apenas algunas áreas por donde puede eliminar las toxinas: detrás de las rodillas, detrás de las orejas, el área de las ingles y las axilas.

Las toxinas son eliminadas con la transpiración. Los anti-transpirantes evitan la transpiración y por tanto inhiben al cuerpo de eliminar las toxinas a través de las axilas. 

Estas toxinas no desaparecen por arte de magia. Como no salen por el sudor, el organismo las deposita en las glándulas linfáticas que se encuentran debajo de los brazos.

La mayoría de los tumores cancerosos del pecho ocurren en este cuadrante superior del área de los senos. Precisamente donde se hallan las glándulas, 

En los hombres parece ocurrir en menor proporción, pero no están exentos de desarrollas Cáncer de Seno por causa de los antitranspirantes que usan, en vez de agua y jabón.

La diferencia está en el hecho de que cuando los hombres usan antitranspirantes, no los aplican directamente sobre la piel; lo hacen en gran parte, en los pelos de las axilas.

Las mujeres que se aplican antitranspirantes, después de rasurar o depilar las axilas, aumentan el riesgo debido a minúsculas heridas e irritaciones de la piel, que hacen que los componentes químicos nocivos penetren más rápidamente en el organismo.