Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

 

Quemaduras leves, remedios

La quemadura leve es un accidente doméstico muy común que afecta a todos, niños o adultos. Pueden ser resueltas en casa usando remedios caseros. Si la lesión es más grave se debe consultar al médico si hacer nada antes.

Los síntomas:

- ardor en la zona de la quemadura.

- enrojecimiento e inflamación del área donde se produjo la quemadura.

- dolor en la zona de la quemadura.

Luego de una quemadura de baja gravedad debemos lavar la herida con agua fría. No se debe aplicar hielo ya que empeora la lesión. Luego se puede usar algún remedio casero para acelerar la curación y poder aliviar los síntomas.

Remedios naturales:

1: aplicar directamente la pulpa de una hoja fresca de aloe vera o sábila o  mediante una gasa, sobre la zona afectada. La sábila tiene una acción analgésica que mejorará la lesión y, además, facilitará su cicatrización.

- El gel del aloe vera, aplicado sobre la zona de la quemadura leve es realmente eficaz para calmar el dolor y ayudar a curar la herida de forma rápida. Se puede aplicar varias veces al día y evitara que quede una cicatriz.

2: limpiar, pelar y cortar media papa en láminas. Dejar enfriar en el congelador. Aplastar con un tenedor para formar una pasta y ponerla sobre la quemadura con ayuda de una venda. Cambiar 3 veces al día.

- Aplicar rodajas de papa sobre la quemadura ayuda a calmar los síntomas de ardor y dolor, y previene que el desarrollo de ampollas.

3: elaborar una pasta con aceitunas machacadas en un mortero. Extenderla sobre un trapo limpio y aplicar sobre la zona afectada lo cual aliviará el escozor e impedirá la formación de ampollas.

4: aplicar aceite de oliva sobre la zona quemada y luego rociar por encima un poco de sal marina. Al principio, se sentirá cierto ardor, pero evita la aparición de la ampolla. Proteger después con una gasa y esparadrapo.

5: el yogur natural sobre las quemaduras pequeñas favorece su cicatrización y su curación.

6: extender una capa generosa de miel sobre la quemadura. Ejerce efecto analgésico y antibacterial.

7: la piel transparente de la cebolla sobre la quemadura aliviará el dolor y evitará ampollas en la zona de la lesión.

Estos remedios solo son para quemaduras de poca gravedad. Si la quemadura es importante no usar ningún remedio casero, acudir a un hospital o centro médico.