Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Tendinitis, remedios populares.

La tendinitis puede ser aguda o crónica. Se manifiesta mediante una tumefacción y enrojecimiento ligeros de la piel que cubre el tendón inflamado y también se presenta dolor localizado, espontáneo y a la palpación. El miembro afectado está prácticamente imposibilitado para efectuar cualquier movimiento en el que participe el tendón.

Remedios

1: aplicar una bolsa con cubitos de hielo envuelta en una toalla o una bolsa de hielo térmica tan pronto se sienta el dolor. No poner más de 20 minutos; repetir 3 ó 4 veces al día. Esto resulta útil en las primeras 24 horas del inicio de la tendinitis. Tener cuidado de no envolver muy apretada la zona inflamada. Las personas con cardiopatías, diabetes o problemas vasculares deben tener cuidado con este remedio, ya que el hielo cierra los vasos sanguíneos y puede ocasionarles graves dificultades.

2: remojarse con agua tibia en una bañera sirve para elevar la temperatura corporal e incrementar el flujo sanguíneo en el área con tendinitis. Aplicar después de las 24 horas de inicio de la inflamación del tendón.

3: el aloe vera posee cualidades analgésicas y antiinflamatorias. Coger un puñado de hojas de aloe vera o sábila; quitar la corteza dejando únicamente la vulva interior. Licuar y aplicar en la zona afectada cubriendo con un vendaje. Dejar media hora; aplicar 2 veces al día.

También podemos realizar masajes sobre la zona con un gel realizado a base de aceite y aloe vera triturada (lo dejaremos macerar en un recipiente opaco durante al menos 60 días y luego lo colaremos; debido a su largo periodo de preparación es bueno tenerlo preparado ya que es ideal para realizar masajes en zonas doloridas).

4: elevar, siempre que se pueda, la articulación dolorida sobre el nivel del corazón para reducir la inflamación. En el caso de un tobillo ponerlo en alto; recostarse y colocar una o dos almohadas debajo del mismo.

5: si no se desea tomar antiinflamatorios, podemos usar unas compresas impregnadas de infusión de manzanilla tibia, ya que es portadora de cualidades antiinflamatorias naturales. Cambiar la compresa para que siempre esta tibia.

6: verter 2 cucharadas de sauce blanco en una taza de agua hirviendo; tapar, colar y dejar refrescar. Tomar 3 tazas al día e ir disminuyendo la cantidad hasta que el dolor haya desaparecido. Este remedio se considera un analgésico y antiinflamatorio natural.

7: hervir 3 cucharadas de harpagofito en 1 litro de agua durante 10 minutos; después tapar y dejar enfriar. Tomar a lo largo del día e ir disminuyendo hasta que el dolor desaparezca.

8: verter 1 cucharada de uña de gato en 1 taza de agua hirviendo; tapar y dejar refrescar. Colar y tomar 3 tazas al día hasta que el dolor desaparezca. Tiene propiedades antiinflamatorias.

9: cocer un puñado de hojas de verbena (verbena officinalis) durante 15 minutos. Mojar unas compresas y aplicar sobre la zona dolorida.

Los alimentos y suplementos que son ricos en vitamina C pueden ayudar con una tendinitis ya que esta vitamina ayuda a reducir la inflamación. Algunos alimentos que son altos en vitamina C son las frutas cítricas y las fresas. Los suplementos de vitamina C funcionan igual que estos alimentos.

Mantener el tendón en reposo si ya está inflamado. A veces es necesaria la inmovilización por medio de férulas o yesos.

Acudir al médico si la tendinitis empeora después de tres o cuatro días o no mejora con los remedios caseros, para que haga un diagnóstico y se descarte otros problemas de salud.