Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

Varices: remedios naturales.

Las venas varicosas o várices son cuatro veces más comunes en las mujeres que en los hombres. Generalmente aparecen en las piernas. Tienen un aspecto azulado y parecen una culebrilla. Se ven más cuando la persona está de pie.

Las várices aparecen cuando la válvula de la vena se debilita y entonces la sangre no puede circular eficientemente. Las causas de las venas varicosas pueden ser por factores hereditarios, embarazo, obesidad, estreñimiento, falta de ejercicio, vejez, menopausia o por permanecer de pie mucho tiempo.

1: Remedio de la abuela para las várices consiste en machacar cinco cabezas de ajo y colocarlo en un alcohol y pasarlo por las piernas. 

2: Ungüento de ajo: cortar 6 dientes de ajo en láminas finas y mezclarlos con 3 cucharadas de aceite de oliva y jugo de limón. Agitar la mezcla y ponerla en un envase de vidrio con tapón de corcho, dejando reposar  12 horas. Aplicar el ungüento después de haber masajeado circularmente la zona.

3: Diluir cuatro cucharadas de arcilla verde en una taza de agua. Luego, se debe batir hasta lograr una pasta bastante fluida y se aplica, cada noche, en forma de compresa sobre la parte afectada dejándola hasta que se seque. Luego es necesario lavar con jabón neutro y agua tibia.

4: Aplicar vinagre de manzana sobre las piernas empezando por la derecha de bajo hacia arriba y luego la izquierda de abajo hacia arriba. Se deja puesto por 3 horas y después se lava las piernas.

 5: Con una esponja empapada en vinagre de manzana aplicar en la parte afectada. Hágalos 2 veces al día, todos los días, por 1 mes. Durante el mes de tratamiento, tomar 2 cucharadas de vinagre de manzana en un vaso de agua 2 veces al día.

6: agregar 2 cucharadas de vinagre de manzana a 1 taza de té y aplicarlo con un algodón sobre las venas varicosas por la mañana y por la noche.

7: tomar infusiones de romero con miel y de flores de saúco.

8: hervir durante 5 minutos 3 cucharaditas de raíz de diente de león en medio litro de agua.Luego, agregar 1 cucharadita de milenrama. Dejar en infusión 5 minutos más. Colar y tomar a lo largo del día. 

9: digitopuntura: presionar los puntos Xue Hai, Feng Shi, Susanli y San Jin Jiao.

El punto Xue Hai se encuentra en la parte interior de la pierna, en la depresión justo arriba de la rodilla.

Para encontrar el punto Feng Shi póngase de pie y relaje los brazos a sus dos lados. Donde llega el final de los dedos de la mano, en la parte de afuera del muslo de la pierna, ese es el punto Feng Shui.
El punto Susanli se encuentra 3 pulgadas hacia abajo de la rodilla y 1 pulgada hacia afuera.
El punto San Yin Jiao se encuentra en la parte interior de la pierna, en el centro, 3 pulgadas hacia arriba del hueso del tobillo.

10: Hidroterapia: usar 2 baldes lo suficientemente altos y anchos para que quepan las dos piernas hasta las rodillas. Llenaros uno con agua caliente (que no queme) y el otro con agua fría. Agregar 8 cucharadas de sales de Epsom (o de agua de maravilla) por cada galón de agua. Sumergir las piernas en el balde de agua caliente 3 minutos y después en el de agua fría 30 segundos. Repetir 3 veces terminando con el agua fría. Hacer esta terapia todos los días 1 al día. Los resultados se empezarán a ver más o menos en 1 mes. Si se padece de diabetes, usar agua tibia en lugar de caliente.

11: Agua de hamamelis (witch hazel): el agua de hamamelis contiene taninos que son astringentes y reducen las venas varicosas. Aplicar directamente de la botella con un algodón.