Centro de terapias Om Reiki                                                                                                                                    Escuela Reiki de Asturias                                           

                                                            

 

TIPOS DE ATAQUE PSÍQUICO. 

Hay diferentes tipos de aflicciones psíquicas que pueden ser experimentadas por los trabajadores de la luz y por otras personas sensitivas. El más simple y común puede ser el de las entidades que se adhieren. Esto significa que esa entidad parásita y negativa se pega al campo energético de una persona. 

Los efectos son generalmente la sensación de una energía reducida, depresión, miedo, pensamientos negativos, y perder el contacto con los guías y otros seres de alto nivel. Algunas personas pueden ver caras demoníacas o tener sueños que les despierten el miedo por esta entidad que se encuentra pegada a ellos. Los tipos de entidad pueden incluir fuerzas oscuras (dicho sea lo opuesto a los ángeles), entidades negativas (varios tipos de seres caídos), desencarnados (almas confundidas, perdidas o negativas de seres humanos que han partido) y mucho más. Generalmente estas entidades son fáciles de remover si usted encuentra a un sanador en esta área. 

Es también muy posible remover este tipo de entidades por usted mismo con la asistencia de los Guerreros de la Luz. 

Un paso más allá de estas entidades, un verdadero ataque psíquico resultará frecuentemente en un daño del campo energético o chakras, quizá causando llanto o agujeros en el campo áurico. En este caso, el trabajo generalmente necesita ser hecho para asegurar que el área está clara de cualquier residuo negativo y que el campo energético ha sido reparado. Los ataques pueden también resultar en que la persona sea implantada. 

Los implantes son, esencialmente, unos artefactos usados por la oscuridad que tienen propósitos específicos y son implantados dentro de la energía del cuerpo o el campo energético de la persona implantada. 

Pueden ser implantes orgánicos, capaces de duplicarse por si mismos; por esto que hay que tener gran cuidado en aclarar todos los aspectos de estos, incluyendo los "huevos" o "esporas". Los hay mecánicos o de los del tipo de alta tecnología también, los cuales regularmente parecen metálicos. 

La mayoría de estos implantes pueden pegarse al campo energético con tentáculos (en el caso de los implantes orgánicos) o por cables finos (en el caso de los implantes mecánicos). Estos deben ser removidos con cuidado y precisión para no dejar ningún residuo. Los implantes tienen diferentes propósitos, todos negativos. Algunos pueden afectar o inutilizar las habilidades más altas de una persona, por ejemplo. Otros pueden ser diseñados para causar enfermedad mental o emocional. 

Un tipo muy común de implante, el cual nosotros creemos que es utilizado contra una gran cantidad de trabajadores de la luz, es el patógeno-implante de halar. Este tiene variadas apariencias pero ellos todos sirven para una función similar: dibujar un cierto tipo de patógeno dentro del cuerpo, además de causar que la persona se vuelva enferma crónicamente. Probablemente el patógeno es halado hacia adentro etéricamente y este entonces atrae el patógeno físico. Un trabajador de la luz quien está sumergido a vivir en un ambiente y quien está enfermo de moho y hongos debe tener este tipo de implantes.
Es común para los trabajadores de la luz tener hasta 15 implantes de patógenos. 

Un fenómeno conocido como "cordón" puede ser también problemático. El cordón no es un tipo de ataque psíquico, sino que ocurre cuando un humano responde con necesidad o dependencia hacia otro y se "acordona" a uno o a más chakras. Los cordones están de alguna manera drenando, pero son peligrosos solamente porque ellos pueden tener una tendencia a empujar a una persona de un espacio protegido. Los cordones son fáciles de remover por cualquier buen sanador.